Compartir:

Contrariamente a lo ocurrido desde el advenimiento de la democracia en 1983, el presidente y el gabinete económico expresan sin ningún pudor las perniciosas medidas económicas ante una sociedad que ante sus ojos, permanece adormecida y sin capacidad de reacción. Sin intentar siquiera disimular el inconmensurable impacto negativo de las decisiones tomadas.
Contrariamente a lo percibido por el gobierno hay una indignación que crece a paso acrecentando una peligrosa tensión provocada por la pornográfica muestra de sumisión de la cabeza del poder Judicial al Poder Ejecutivo, que no tuvo empacho en darle la bienvenida pública a un Juez de la corte suprema que encabeza un buffet de abogados que defiende al Grupo Clarín, la Sociedad Rural y  otras corporaciones hoy enquistadas en el núcleo del gobierno, con ministerios a su cargo, Designado por el Presidente de la nación mediante un decreto.

Es una situación inédita y vergonzante, la que hoy atraviesa la República Argentina, Herida de muerte en diversos planos; el Republicano, el Económico y el Institucional.

Dios no salve al Rey.

Captura de Imágen http://www.perfil.com/
Daniel Arce