Compartir:

Macri muestra su preocupación por el swing con el fierro 9Los Hechos.
Se “escapan” de una carcel de máxima seguridad tres peligrosos asesinos, cuyas declaraciones en un show televisivo, le costaron la gobernación a Anibal Fernandez.
La primera reacción de la Gobernadora y su equipo de ministros fué cargar las tintas sobre Anibal fernandez, por sospechar su complicidad en la fuga de quienes falsearon sus declaraciones para coartarle la posibilidad de ser Gobernador al portador de los bigotes mitológicos.
Al tercer dia de “búsqueda” los supuestos prófugos armados hasta los dientes y en la misma camioneta negra con la que aseguran haberlos visto fugarse al abandonar el fiat 128 que usaron para salir del Penal, acribillan a balazos a dos policías recién egresados puestos de retén para detener a los peligrosos asesinos.
“El enfrentamiento” (sólamente se ve a los tiradores y no a los policías) se realiza frente a la lente de la única cámara en 100 kmts de ruta.
La cámara de seguridad que filma tiene una pésima resolución que impide la detección de cualquier rostro o patente del vehículo.
La causa nunca pasa a ser competencia federal (quizá para no interrumpir por segunda vez el descanso del presidente) y sigue en manos de la Policia de la Pcia de Bs As.
La misma tarde del tiroteo, el ministro de justicia Ritondo, declara a los medios que es inminente la captura o la entrega de los asesinos “prófugos”.
16 hs después, una vez transcurridos los festejos de año nuevo, continúa la incertidumbre por “cadena nacional mediática” y tanto suspenso evitó que se pudiera mostrar por Tv la bronca de los 100.000 hogares sin luz, o la angustia de los mas de 30.000 evacuados o la impotencia de los mas de 25.000 argentinos que perdieron su trabajo entre el 30 y el 31 de diciembre.
Por lo expuesto, resulta como mínimo razonable poner en tela de juicio la calidad de la información que está siendo entregada al pueblo argentino. Fundamentalmente porque el pueblo luego vota, teniendo como parámetros la única información que posee, que es la entregada por los medios de comunicación.
Y a propósito, mientras todo esto ocurre, nuestro flamante presidente electo continúa jugando al golf.

Daniel Arce