Compartir:

El Macrismo
“Hay que dejarlos gobernar” repiten sus adeptos como un mantra. Aunque la muerte sea la marca de agua de su gestión.
Reprimen trabajadores, Macri baila chamamé en una provincia azotada por la desgracia de un tornado e inundaciones, pero “hay que dejarlos gobernar”.
Mueren 43 gendarmes víctimas del ansia represora de un gobernador siniestro que le pide a la inimputable ministra de seguridad un colectivo repleto de gendarmes para reprimir posibles manifestaciones en contra de la violación constitucional del presidente decretando el cierre del AFSCA, pero “hay que dejarlos gobernar”.
empobrecen un 40% de un plumazo a los trabajadores con la devaluación y enriquecen en la misma proporción a los mas ricos con la quita de retenciones pero “hay que dejarlos gobernar”
Hay mas de 30.000 evacuados, pérdidas, dolor, angustia cien mil personas sin luz y el gobierno se limita a brindar los datos de sus ONGs para recibir donaciones, y el Presidente nos desea “Felices Fiestas” desde una exclusiva cancha de golf Privada y nadie levanta la voz porque “hay que dejarlos gobernar”.
Se “fugan”
de manera escandalosa y burda tres asesinos condenados de una Cárcel de máxima seguridad y transmiten 8 dias (hasta ahora) por cadena nacional mediatica las infinitas frustraciones de los “captores” que mantienen la incógnita y la tensión como en una película de suspenso berreta clase “c” y nadie hace nada porque “hay que dejarlos gobernar”.
Persiguen periodistas, trabajadores públicos y ciudadanos por su simple simpatía política a una ideología que deploran y la respuesta es el silencio de las ovejas porque “hay que dejarlos gobernar”
Muere ahogada una joven en una pileta de una fiesta privada cuyo organizador estuvo bailando abrazado a Macri el dia de los festejos por su triunfo y nadie pide explicaciones porque “hay que dejarlos gobernar” 
Hay que dejarlos, libres, tranquilos, no provocar ningún disturbio que pueda desencadenar su ira.
Hay que ser pacientes, calmos, sumisos y aunque se tenga la certeza de que la república se escurre por la cloaca de la ineptitud y la indecencia “hay que dejarlos gobernar” porque caso contrario, seremos los culpables del fracaso de un plan que recién comienza y ya está manchado de sangre y pus por todas partes.
Así nos “informan”, así nos adoctrinan, así, mansos tranquilos con la naríz contra la pantalla y una voz en off que repite hasta el infinito “hay que dejarlos gobernar”…
Y nuestro inconsciente se pregunta ¿Hay quedejarlos gobernar?

Daniel Arce