Compartir:

Hartos de todo hartazgo por tanto escuchar “Argentina está fuera del mundo” como si esa “inclusión” fuera gratuita y exenta de graves problemas que la argentina conoció en carne viva justo cuando gobernaban con las mismas recetas estrategias y filosofías que las aplicadas por las hoy luminarias del #Cambio.
¿Acaso no recuerdan el “Efecto Tequila”, “El efecto Vodka”, “El efecto Caipirosca” y así hasta el infinito, donde cualquier turbulencia en cualquier lugar del planeta producía el “efecto ala de mariposa” y por estos pagos “los mas débiles” recibíamos un huracan de desgracias, con inversionistas que se comportaban como señoras histéricas y compraban dólares desenfrenadamente, lo que hacía bajar la Bolsa (el valor de las industrias) y disparaba hacia arriba a la moneda imperial.
¿En serio hay lugar para sorpresa alguna?
Cuando cualquier pelagatos con dos dedos de frente se da cuenta que “los años de bonanza” en que la gran mayoría del pueblo pudo acceder a bienes durables, fué justamente por estar desenganchados del tren fantasma que hoy en dia representa la economía global.
¿En serio tenemos que explicar que cuando abrís las fronteras para que cualquier producto entre y salga sin trabas, inexorablemente va a terminar con la ruina del país mas débil?
¿en serio puede haber alguien tan… tan… como decirlo?
¿en serio alguien puede estar convencido de que por este camino vamos a un buen puerto?
Si por las dudas hay algún alma cristalina que el lector conozca que cree todo lo anterior, le rogamos a usted que le explique algo básico y fundamental.
Cuando hablamos de economía, no podemos hacerlo con “criterio artístico”
¿como es eso? Bueno, cualquier obra artística en proceso, es criticable por exponer “las miserias típicas de una obra inconclusa” Desde la Capilla Sixtina hasta la Gioconda, fueron sendos mamarrachos mientras estaban sin terminar.
Pero con la economía amigos, no pasa lo mismo. NO SE LLEGA A LA PROSPERIDAD POR EL CAMINO DE LAS MISERIAS. 
Si un plan económico, deja gente en la calle, ese es su resultado. No va a solucionar eso “mas tarde” si deja a gente sin posibilidad de estudiar, no va a arreglar eso mas tarde. Cuando los precios de los alimentos se disparan, después no se retrotraen. Y así hasta el infinito.
Por eso cuando un economista habla de “efectos transitorios” levanten una ceja.
LOS DAÑOS TRANSITORIOS EN ECONOMÍA TIENEN LA COSTUMBRE DE TRANSFORMARSE EN PERMANENTES.
SE LLEGA AL CRECIMIENTO, CRECIENDO Y NO CONTRAYENDO.

SE LLEGA A LA RIQUEZA DE UN PAÍS, DISTRIBUYENDO Y NO CONCENTRANDO.
Son premisas tan simples y demostrables, que parece mentira que el 51% de la población no las haya comprendido a la hora de votar.

Daniel Arce