Compartir:

Ya no hay grieta, todo es amor…porque estamos unidos…no hay odio…luego de tantos años de agresión de la yegua.

Por fin nos gobierna gente normal, con estilo, contagian glamour. Yo por ejemplo, adoro a Prat Gay, un chico bien, normal, pulcro…que dice las cosas como son.
Además estamos entrando al primer mundo, no sólo por tener a Máxima, que es una reina Argentina, sino que ahora tenemos a Juliana!

Hay gente que vivió demasiado bien, que cenaba afuera, que se iba de vacaciones..pero deben saber que ese despilfarro no les correspondía, porque cada clase debe ser digna y acomodarse en su lugar. Lo único que faltaba para llegar al colmo era que hubiera universidades en todas las ciudades!!
Ahora sí, volvemos a la normalidad: pobres pero honrados, sufrir pero con dignidad. Viva el ventilador!

Laura Fretes