Compartir:

Mauricio Macri y corte de economicólogos en pantuflas, repitieron hasta el hartazgo la “necesidad imperiosa” de acudir a la Cumbre de Davos, ya que ahí según su entender está la crema y nata de los que cortan el bacalao (invorsores peso pesado) por lo que la sola presencia de un señor que la inspire seriedad y la credibilidad de Macri, que según sus propias palabras, son la “piedra de toque” de su gobierno, dichos inversores harían llover sobre el Presidente Argentino, y por añadidura a los argentinos, un torrente de Dólares frescos para invertir a lo largo y ancho del país.

Ok. Hasta aquí las conjeturas, esperanzas y deseos de nuestro presidente.
Pero lo real, lo concreto, lo contante y sonante, es que el gobierno argentino encabezado por Macri, consiguió los avales para endeudar a los argentinos por 6.000 Millones de Dólares, mas intereses claro.
No faltará quien me salte a la yugular indignado porque cree que toda esa plata se volcará a “inversiones productivas” lamento comunicarle a esa almita prístina, que este dinero es indispensable para cubrir el interesante agujero fiscal provocado con la quita de retenciones. Porque no alcanza con seguir achicando el estado, ahora hay que endeudarse para bicicletear el deficit provocado por las medidas tomadas por Macri, ahora hay que “agarrar la pala” como les gusta decir a sus acólitos, para pagar
números mas, números menos U$D6.000.000.000 / 40.000.000 de argentinos = U$D150 C/U x $14 (valor dólar hoy, en un par de años conversamos) = $2.100 Cada habitante argentino desde la cuna al nicho (Un tercio del sueldo básico, como para dimensionar) Para evitar ese horrible cepo que tanto desvelaba al 51% y esas “injustas retenciones” a ese puñado de prohombres que vienen a ser los propietarios del territorio argentino, desde que sus antecesores fueron avalados por presidentes y ciudadanos con pensamientos similares a los actuales.
Pensamientos, como el que cierra esta notmasa popular

 

Daniel Arce.-