Compartir:

Muchos argentinos temían con fundamentos sólidos que el macrismo era un Menemismo 2.1, o sea un menemismo recargado, por el agravante de que la comadreja de los llanos, embaucó a todo el mundo con mentiras para que lo voten, en cambio mm se movió siempre de manera vacilante y maquillando su intención, pero ante la menor repregunta, decía y dice la cruda verdad.
La revolución de la alegría en realidad consiste en asociarse con la justicia y los poderes fácticos para hacer negocios a espaldas del pueblo.falcone2falcone2

El caso del Gobernador Morales, recorre idénticos senderos, pregonando su misión de combatir a la pobreza, pero con resultados muy limitados. A saber, sacó a uno solo de la pobreza. Se sacó a si mismo. Consiguiendo amasar fortunas inexplicables, las cuales no puede explicar, ni argumentar de alguna manera que no mueva a la risa.
Y las mismas regla de conductas IN-Morales son aplicadas en áreas como la Justicia.
Dejando como nenes de pecho a la Inolvidable Corte de Nazareno. La misma que conoció su fin, merced a una “especie de sobreseimiento inédito” en favor del actual presidente de la Nación, mm, Juzgado y hallado culpable por Contrabando Agravado y otras menudencias.

Pero volviendo a Jujuy, la señora de la fotografía se llama Clara Falcone y es la presidenta de la Corte jujeña, a la que podemos ver junto a Gerardo Morales en campaña.
Y es la misma que avaló el encarcelamiento de Milagro Sala, en un bochornoso acto de Pornografía Judicial, con argumentos insostenibles y mandando a una carcel común a una dirigente social, por Infracciones Municipales.
Hay un cambio. Y se llama “Reversa”

Daniel Arce