Compartir:

Como si se tratara de un desencanto amoroso el gobernador correntino Ricardo Colombi, paso de inflar globos amarillos al más enérgico reclamo a su socio político, el presidente Mauricio Macri.

Es que cuando se trata de plata, el amor y el odio están muy cerca. Los radicales correntinos observaron como a través de un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) el “revolucionario de la alegría” casi triplicaba la coparticipación de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) y además beneficiaba a tres provincias amigas Córdoba, Santa Fe y San Luís; por otro lado incrementaba las partidas discrecionales a Buenos Aires.

Esto y otros síntomas más, los puso en alerta. Es que hubo varias señales que preocupan a Ricardo Colombi y a sus socios de Encuentro por Corrientes (ECO):

1) La primera semana de asunción fueron a reunirse con el Presidente y los dejo esperando.

2) Luego fueron con una carpeta de nombres para oficinas nacionales en la Provincia y el primer nombramiento “de peso” fue para la intendenta del pequeño pueblo de Riachuelo Ingrid Jetter, (Asumió en el FONAVI) aliada PRO de la primera hora; y los radicales correntinos siguen esperando.

3) Macri visito la provincia, bailo chamamé con Colombi, pero no hizo ningún anuncio.

4) Corrientes ya recibió la visita de varios ministros nacionales pero ninguno hizo un anuncio concreto para la Provincia.

5) El postre: aumenta coparticipación, devuelve fondos de ANSeS y aumenta partidas a provincia amigas y Corrientes nada; para peor recibirá a los gobernadores justicialistas por la cuestión de la coparticipación y a Colombi lo dejan tomando agua.

Hasta aquí llegó la paciencia del tres veces Gobernador de Corrientes desde el año 2001. A través de uno de los medio nacionales mas cercanos al macrismo (radio Mitre) anuncio que volverá a la justicia para reclamar el 15%. “Yo fui el único gobernador del país que apostó al cambio, en marzo del año pasado, con nuestros convencionales apostamos a la alianza con Mauricio Macri, así que tengo más que fundamentos para reclamar. Estamos convencidos del proyecto, pero necesitamos respuestas urgentes”, reclamó Colombi, con su voz grave cuasi campechana.

Esta es una larga historia pues Corrientes, había hecho este reclamo y luego retiro la presentación judicial, ahora decide regresar.

Pero este anuncio también tiene un costado político. En las elecciones presidenciales Colombi jugo abiertamente a dos puntas apoyando a Macri y Massa y mando a su vice gobernador Gustavo Canteros a tratar de apoyar a Scioli. En todas la elecciones a cargos nacionales ganó el Frente para la Victoria -es decir perdió Colombi y el radicalismo-, pero el Gobierno provincial puso toda la logística para tratar de revertir el resultado pero no lo logró y festejo el triunfo de Macri, aunque en la provincia el entonces candidato del PRO haya perdido.

Desde la Casa Rosada tomaron nota de esto y de otras cosas mas como el uso del avión oficial para ir a cierre de campaña de Cambiemos en Jujuy y enfriaron la relación con el correntino al que ven “muy apurado”.

Así las cosas Colombi que esperaba recibir rápidos beneficios del Gobierno Nacional observa que tiene que ir a final de la fila y encima detrás de los gobenadores peronistas. Un sapo difícil de tragar.

Sin embargo elucubra un estrategia a dos puntas, fiel a su estilo él reclamara, pero, mandará a sus ministros a tratar de conseguir el favor de la Nación y cuando comiencen las sesiones del Congreso tratara de hacer valer el voto de sus legisladores nacionales.

Sin embargo no puede dejar de pensar si el “Cambio” que el apoyó beneficiará a Corrientes o si la “Revolución de la Alegría” pasara a su lado y no tendrá beneficios para esta provincia que, desde el año 2000 hasta hoy, ha tenido la rara habilidad de desaprovechar oportunidades para mejorar el bienestar de sus habitantes.

Juan Patricio Hernández