Compartir:

El gobierno de la alegría y los globos de colores, sigue “sincerando” a troche y moche devolviendo los derechos arrebatados por el kirchnerismo, a los pobres empresarios, que merced a la brillante gestión macrista enfocada en llegar a la pobreza cero, que hasta el momento ha conseguido un éxito rotundo en los sectores mas altos de la sociedad, asegurándoles tanto a ellos como a su descendencia una vida muy alejada de la pobreza por la posteridad.

Queda pendiente, que tanta generosidad derramada en los sectores mas privilegiados de la sociedad y la economía, salpique aunque sea un poquito a la clase trabajadora, que viene perdiendo derechos, trabajo y dignidad a paso redoblado, debido a la graciosa impronta descontracturada y abierta que tanto MM como su Cirque du Soleil de la alegría, le imprimen a su gestión de gobierno.

Los votantes del actual presidente, a los que habría que suponer con algunas inquietudes y dudas respecto de su decisión, no dan por el momento signos de arrepentimiento, por su voto. Cosa que como mínimo llama la atención, ya que la creencia popular sostiene que las cosas que se quisieron cambiar fueron:
1 – El estilo autoritario de CFK
2 – La inflación y los aumentos
3 – La inseguridad
4 – La corrupción

En todas estas áreas, la cosa ha empeorado notablemente en los casi dos meses de gestión macrista, por lo que un 200% de aumento en el transporte, “es una mancha mas al tigre y no lo hace mas de overo”

Daniel Arce