Compartir:

Un colectivo de la linea 91 provocó un accidente grave que involucró a compañeros de diferentes agrupaciones políticas, que acampaban en Plaza de Mayo, exigiendo la liberación de Milagro Sala.
De no mediar la intolerancia y la persecución lindante con la xenofobia del gobierno macrista, este acampe no hubiera existido, como tampoco el repudio internacional de ONGs, entidades multilaterales, parlamentos europeos, personalidades destacadas y entidades defensoras de derechos humanos de todo el mundo.
Lo que pone a la argentina en un lugar de vergüenza internacional.

Desde ®Sin Censura responsabilizamos por esta desgracia, al presidente y todo su gabinete, cuya intolerancia e irrespeto por los Derechos Humanos y la Constitución Nacional, generaron las condiciones para que sigan ocurriendo mas y mas desgracias al pueblo argentino

 

Daniel Arce