Compartir:

La alegría macrista, salpica a cada rincón del país y ya nadie puede levantar la mano y decir “yo estoy a salvo” eso siempre y cuando ese alguien no sea un familiar directo, novia, amante o gato de turno de algún funcionario de la alegría y los globos.

En este caso hablamos de los choferes de la empresa San Francisco, de La Rioja, que fueron cesanteados y lo que merece una mención particular es el acompañamiento de un centenar de empleados municipales en idéntica situación, merced al plan “pobreza cero” del gobierno, que a esta altura comenzamos a sospechar que tan creativo nombre responde a la eliminación masiva y planificada de pobres en todo el territorio argentino.

Fuente: http://www.eldiariodelarioja.com.ar/Nuevo/noticia.asp?id=132882&tipo=noticia

Daniel Arce