Compartir:

La señora Pamela David, quien ha trepado al estrellato desde su aparición pública en el reality show “El Bar” se mostró muy preocupada, por los, a su juicio incompatibles gestos políticos hacia el Gobierno del intachable MM, en relación con Milagro Sala, y confesó encontrarse en una encrucijada por el gesto Papal.

La profunda fe católica de la animadora-vedette-esposa la impulsó a expresar públicamente el rechazo que le provocaba el acto del sumo pontífice, al enviarle un Rosario Bendecido a la Diputada Parlametaria del Mercosur, detenida hasta el dia de hoy por una infracción municipal. Y fué mucho mas allá! amenazando con abandonar la religión Católica, producto de la inmoralidad demostrada por el Santo Padre.

Desde [Sin Censura] abogamos por la paz y no estamos muy seguros de a cual de los protagonistas llamar a la reflexión.
Pedirle a la Señora David que reflexione y siga tan Católica, Apostólica y Romana, como hasta hoy, nos parece excesivo. Y conminar a Francisco para que le Solicite a Milagro Sala, la devolución del inmerecido Rosario, nos parece deshubicado.
Estamos perdidos.
Haya paz.


Daniel Arce