Compartir:

Me encantaría decir que soy uno que se las sabe todas y que Clarín nunca me engaño. Pero intento ser siempre sincero y debo confesar que fuí un fanatico lector de Clarín y un furioso televidente de Canal 13 y TN. Eran palabra sagrada para mi.

No soy adherente al kirchnerismo desde la primera hora,pero note mi mejora personal y la del país en su conjunto en forma muy evidente .Cuando el gobierno de Cristina se enfrenta al grupo Clarín me quería morir.¿Como el gobierno que tanto me seducía se iba a enfrentar al grupo mediático que era para mi la verdad revelada?.Ahí me empezo a hacer ruido el cerebro y empece a mirar otras cosas de reojo. Muy humildemente empezaba 678 y en un informe comentaban que en un Clarín del domingo anunciaban en tapa un incremento de los articulos escolares de un 80 % y que en el informe del Diario hacían una recorrida por los negocios mayoristas del ramo publicando los fuertes incrementos denunciados en la tapa. Pero en 678 a su vez denunciaban que en el cuerpo del Diario donde esos mismos negocios publican sus listas de precios para que la vean sus clientes esos precios eran un 65 % mas bajos que los que ponía Clarin en su nota.

Creí que fue un error de tipeo. Pero mire tres domingos seguidos el diario y seguían las mismas listas. Primer fuerte desengaño. Al poco tiempo escucho a Maria Laura Santillan en Telenoche decir con esa cara de nada que siempre pone “números que meten miedo. Fuerte caída en la producción del sector automotriz, se temen despidos de obreros”.Tengo un gran amigo trabajando en la TOYOTA de Campana y temí por su laburo. El siempre me recriminaba que nunca lo llamaba por telefono soy muy vago para hacerlo),pero esa vez lo sorprendí y lo llame. No le comente el motivo de mi llamada, pero después de hablar un rato le pregunte como si nada por el trabajo. Me contesto que estaban a full y que debido a fuerte demanda estaban por empezar a laburar los domingos también (algo que no era habitual en la empresa). Me quede tranquilo por la suerte de mi amigo pero dije a mi mismo: “basta para mi, me cuesta reconocerlo pero Clarín me engaño toda la vida”.

Ahí empece a informarme distinto y vi una realidad que Clarín había distorsionado durante años a su antojo. Ahí me entere que siendo un fanatico lector del diario desde los 18 años nunca me entere por el de la escandalosa estatizacion de la deuda privada en 1982, de la estafa que fueron y las AFJP y del no menos escandaloso Megacanje del gobierno de la Alianza, por citar solo unos ejemplos.

Por eso sostengo que hay que ser muy didacticos y pacientes con quienes aun hoy se comen sus mentiras, por que los tipos la hacen muy bien y tienen todos los medios para hacerlo. Yo se que cuesta y que dan ganas de mandar al carajo al que defiende a Clarín y sus mentiras, pero obrar así es hacerles el juego a ellos.

A la mentira solo se la combate con la verdad. Si yo salí de esa perversa adicción todos pueden hacerlo.
Asi sea

 

Juan Carlos Planas