Compartir:

La CEO de General Motors devenida a Presidenta de Aerolineas Argentinas, puso manos a la obra en la misión encomendada de “sincerar” la aerolinea de bandera hasta hacerla entrar en el angosto sendero de la inviabilidad, desguace y venta por precio irrisorio a empresas privadas “interesadas en salvarla de la quiebra”

lo confirmado hasta ahora por la CEO de la alegría carioca, es que habrá un recorte de U$D100 Millones y para “tranquilidad de los sindicalistas” la CEO puntualizó que no habrá recortes de personal, en cambio “pondrá a disposición” 1500 “Retiros Voluntarios” lo que en buen romance, significa 1500 despidos encubiertos.

La experiencia vivida por los argentinos indica que el camino emprendido por Isela Costantini, tiene una serie de consecuencias absolutamente previsibles. Respecto de los empleados que se acogen a el “retiro voluntario” pasan a formar parte del ejército de “entrepreneurs” que “invertirán seguramente lo obtenido en la adquisición de un taxi, remis, parripollo o quizá reflotemos las “canchas de padel” hasta licuar lo obtenido en un rubro que le es ajeno y por lo tanto inviable.

La ambiciosa presidenta de Aerolineas Argentinas piensa honrar hasta el último centavo de su sueldo pagado por nosotros (a saber 40% superior en Dólares, al de su antecesor ñoqui camporista Mariano Recalde) Y por ese motivo se encuentra actualmente trabajando en la unificación de Aerolineas Argentinas con Austral Lineas Aereas. Lo que es para ella un doble sacrificio ya que al concretar la fusión de ambas empresas se le complicará un poquitín justificar su abutado cheque mensual, cosa que en la actualidad está corriendo por dos carriles (Austral y Aerolineas) lo que disimula un poco a primera vista la doble remuneración recibida de parte del estado.

Por ahora los planes de la CEO portadora de la alegría carioca, hamostrado decisión y compromiso en sus intenciones de abaratar costos. Por ejemplo está incursionando en la reducción de la flota internacional de la aerolinea de bandera, desprogramando unidades Airbus 340. Estos Aviones de fuselaje ancho con capacidad para 375 pasajeros y autonomía para vuelos transcontinentales, seguramente pasarán a ocupar un espacio en alguno de los hangares construidos por la anterior dictadura kirchnerista, para ser canibalizados y vendidos como repuestos para “mejorar la performance de ingresos de la Compañía”.

Daniel Arce

Fuente: IProfesional          Urgente24