Compartir:

En la mañana de ayer, en la Plaza San Martin de la localidad de Morón, se realizó un acto que contó con la presencia del intendente de la localidad, Ramiro Tagliaferro, marido de la gobernadora María Eugenia Vidal. Este fue increpado duramente por ex empleados del municipio a los que echó. Notoriamente nervioso, increpó duramente a los manifestantes, y huyó raudamente, custodiado por agentes locales y de la policía bonaerense.

 

Nuevamente, las políticas de despidos masivos de empleados estatales hacen pasar otro mal trago al intendente macrista de Morón.

En el acto en conmemoración del 238º aniversario del natalicio del Gral. José de San Martín, en la plaza homónima, al final el discurso del mandatario, en el cual se había explayado sobre los valores humanos del Gral. e instado a los presentes a seguir su ejemplo, los ex empleados municipales enarbolaron sus pancartas y carteles, ante lo cual les reprochó su accionar y los instó a retirarse de la plaza, lo que fue desoído por los manifestantes.

A pesar de su promesa de atenderlos luego, el intendente, emulando a su jefe político, MMM, huyó fuertemente custodiado por los agentes policiales locales y provinciales.-

 

Patty Mariño Issler