Compartir:

En la provincia de Corrientes, fiel a su tradición de otorgarle a la educación los privilegios que se merece, el Gobernador Colombi, mandó a negociar los sueldos docentes al “Ministro de Hacienda” Enrique Vaz Torres secundado por un puñado de funcionarios de tercera linea, mientras la ministra de Educación “Susana Benitez” se ocupa de tareas mas relevantes para su área de gobierno, por lo que no se encuentra entre los presentes en la negociación.

Si bien algunos dirigentes sindicales, deslizaron frases como “estamos cerca de un acuerdo” o “restan subsanar detalles” es conocido por todo el pueblo correntino, que la educación provincial atraviesa por el peor momento de su historia, con colegios que literalmente se caen a pedazos. Esta afirmación se basa en los numerosos casos ocurridos durante el ciclo 2015, donde los alumnos resultaron heridos por el desprendimiento de ventiladores, mampostería, cielorrasos y partes del techo de las aulas.

El gobierno aliado de la alegría, quien durante la última visita presidencial colmó de elogios y de promesas de obras, que van desde pavimentación de rutas hasta el segundo puente bi-provincial Chaco-Corrientes y por supuesto, suculentas sumas para “ayudar” a los que mas tienen, como lo son el sector forestal y ganadero, nada dijeron con respecto a la desastrosa infraestructura educativa y que al dia de la fecha representa el inconveniente principal en las negociaciones paritarias. Al respecto se manifestó Juan Carlos Cristiani, dirigente de la Unión de Docentes Argentinos, con un lapidario “de nada te sirve ganar 20 mil pesos si las escuelas no están en condiciones”

Daniel Arce