Compartir:

La ola de la alegría, el diálogo y la unón entre los argentinos llegó al INADI, cuando mas de 60 trabajadores, de ese organismo del estado, pasaron a formar parte del ejército de decenas de miles de trabajadores del estado, fueron primorosamente empujados por el gobierno, con la idea de que puedan encontrar “un lugar donde ser felices y desarrollarse”

La abismal diferencia de las tan preciadas “formas” que los sucios kirchneristas habían descuidado tanto durante su gobierno, florecen en medio de los despidos, cuando los trabajadores son amenazados, extorsionados, presionados para convertirse en ñoquis y echados de sus trabajos via e-mail como en el caso del INADI.

Ante esta situación los trabajadores del organismo, se concentraron frente a las instalaciones del INADI en Avenida de Mayo 1401 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, exigiendo la inmediata reincorporación de los trabajadores cesanteados.

Daniel Arce