Compartir:

La alegría llegó a Chaco y Corrientes a pocos días de la generosa visita presidencial a la provincia mesopotámica. En este caso son 80 profesionales que se desempeñan en la Secretaría de agricultura familiar, quienes fueron alcanzados por la modernidad macrista y recibieron el aviso de su despido a partir del 31 de Marzo via e-mail, lo que se suma a la paralización de los programas de apoyo a pequeños productores rurales, desde la asunción del gobierno de la alegría.

El Colegio de Trabajadores Sociales de Corrientes denunció que los despidos injustificados via e-mail corresponden a trabajadores sociales, ingenieros, veterinarios, técnicos y administrativos del organismo nacional que trabaja en zonas rurales de ambas provincias, muchos de los cuales poseen una antigüedad de hasta diez años.

Estos profesionales ingresados por concurso, con impecable trayectoria laboral en todo el territorio de la Provincia de Corrientes, estaban abocados a trabajar con los agricultores mas pobres del campo correntino y durante los diez últimos años implementaron diversos procesos de organización productiva y social, destacó el colegio.

De los 80 despedidos, 48 corresponden a la provincia del Chaco donde uno de los cesanteados, Fernando Santiago, dijo que, además de los profesionales que pierden el trabajo, “también se quedan sin apoyo técnico miles de productores rurales que venían creciendo con la agricultura familiar”.

Daniel Arce