Compartir:

AEROLÍNEAS ARGENTINAS, nuestra empresa de bandera, hoy gerenciada por Isela Constantini,  CEO de GENERAL MOTORS, decidió  suspender destinos a fin de “bajar costos”. Presentó a MMM un plan de negocios que debería ser aprobado esta semana que entra, pero mientras tanto ya comenzó con algunas modificaciones.

Por ejemplo: Los vuelos a Brasilia quedan suspendidos a partir del 1º de abril, en cambio aumentarán los asientos a Río de Janeiro y San Pablo. Otra modificación importante es la de quitar del corredor petrolero el destino de Río Gallegos. La decisión se basa en que era un destino incluido por motivos políticos de la anterior gestión, por eso lo quitan.

Ahora fíjese usted qué tamaña coincidencia. Desde enero de 2015, Macair, la empresa aérea de Macri y su familia habían iniciado un plan de instalarse en la región patagónica, tomando como base Ushuaia. Por supuesto, harán el favor de hacerse cargo de los destinos que dejó vacante la aerolínea de bandera, y como no tendrán competencia, tendrán cautivos a los usuarios (a qué me recuerda…)

Debido a este accionar, tanto Macri como sus funcionarios que han tenido intervención en esta maniobra podrían ser imputados por el delito de negociaciones incompatibles con la función pública, por resultar interesados en las gestiones que beneficiaron a empresas de la familia presidencial.

Patty Mariño Issler