Compartir:

Macri decidió que no le gusta la Casa Rosada como está. De hecho, le molesta que cada vez que ingresa, lo primero con que se encuentra cada mañana son las caras de Cámpora, Kirchner y Perón, lo cual hace que se le atragante el desayuno. Por ello, mandó a su secretario a “descristinizar” la Casa de Gobierno.
Los cambios comenzarán a ser notorios en pocos días. Entre ellos reubicarán en el Hall de Honor los bustos de los ex presidentes en orden cronológico.

Según manifestaciones realizadas por dos funcionarios que están encargados de los cambios, la orden impartida por MMM es realizar las modificaciones necesarias para que la Casa Rosada no parezca “una gran unidad básica” y convertirla en un ámbito más funcional y agradable, que refleje la historia argentina. ¿?

Para ello, harán desaparecer la Galería de los Patriotas Latinoamericanos, perderán su lugar de privilegio próceres latinoamericanos como el “Che” Guevara, Eva Perón, Salvador Allende, Tupac Amaru, Augusto Sandino, Simon Bolívar y Pancho Villa, por mencionar algunos.-

Tabién borrarán de la Galería de Ídolos Populares, donde encontrábamos por ejemplo al Gauchito Gil, Maradona, Mafalda, Alberto Olmedo y Charly García. El encargado de realizar las modificaciones comentó que estos serán reemplazados por “obras de calidad”.-

Macri delegó los cambios en su secretario general, Fernando de Andreis, que a su vez es asesorado por la presidenta de la Comisión Nacional de Monumentos Históricos, Teresa de Anchorena, y el secretario de Patrimonio Nacional, Américo Castilla.

En el Gobierno dicen que se buscará “equilibrar” el marcado sesgo ideológico actual de las 14 estaciones que cuentan la historia argentina, donde salen magullados Sarmiento, Roca y Alfonsín, entre otros, y glorificados Rosas, Perón y Kirchner. –

Patty Mariño Issler