Compartir:

Qué bueno, que para variar podamos meter una buena noticia entre tanta marcha, despedidos, gente enojada, tomadas de pelo, etc. etc. etc. Permítanme aclarar que la considero buena noticia mirando desde el punto de vista de lo solidario, del argentino dando una mano a otro argentino, ayudando, siempre con la premisa LA PATRIA ES EL OTRO.

Cuando las buenas ideas prenden, se desparraman, encuentran arraigo en otros lares de los tantos de nuestra bendita Argentina siempre es buena noticia. Obviamente que sería mucha mejor noticia que este tipo de iniciativas no sean necesarias nunca más en nuestro país, pero por el momento, como es conocido por todos nosotros, cada vez hacen más falta gente como esta. Hace unos días contábamos sobre la primera heladera social que nacía en Tucumán, y nada más ayer, volvimos a difundir que se había replicado en el interior de la provincia del Chaco, en Saenz Peña, la segunda heladera social.

Hoy encontramos con beneplácito que la iniciativa ya va recorriendo unos cuantos kilómetros e hizo pie en Cipolletti, en la provincia de Neuquén, donde pusieron la tercera heladera social de la que tengamos conocimiento, que funciona frente a La Noninna, empresa de cattering y restaurante. Cabe aclarar, que colocan en ella la comida en porciones, perfectamente empaquetada y que NO SON SOBRAS, es comida que no tocó ningún cliente, es comida que no llegó a servirse, que de otra manera iría a parar a la basura. Por el momento, está activa de lunes a miércoles al mediodía, pero, por ejemplo, a raíz de la cantidad de gente que acudió, ayer la empresa decidió preparar polenta con tuco exclusivamente para poner en la heladera.

Ojalá que siga prendiendo esta manera de hacer las cosas, respetando al otro, solidariamente de un argentino para otro argentino.-

Patty Mariño Issler