Compartir:

Creo que a cualquiera, mas allá de su ideología o pertenencia política, mas allá de su voto, sus odios o sus amores, debe sentir una profunda vergüenza. El 51% ha votado a un gobierno que no tiene rumbo, ni plan económico y que ha confesado en reiteradas oportunidades, no tener ideología, tomándose esto como un mérito por ellos y por sus acólitos.

Duele ver al país convertido en el hazmereir del mundo, duele ver la genuflexión del Presidente y todo su gabinete.
Causa una gran tristeza la prisa perruna del gobierno por hacer aprobar en el congreso un endeudamiento feroz y ruinoso, para servírselo como ofrenda en bandeja de plata al presidente de los EEUU en su próxima visita.

En 100 dias y ya se han desarticulado todos los pilares que sostenían a la población argentina en un piso mínimo de dignidad y derechos.
Se ha renunciado a todo esfuerzo por la soberanía energética, cultural o republicana.
#Cambiamos Trabajo por especulación.
Políticos por empresarios.
Política por negocios.
Dignidad por vergüenza
Y sonrisas por hambre.

bloomberg