Compartir:

Mientras “los medios independientes” entretienen a la población con superficialidades a la población, la gravedad de la situación por la que atraviesa la Planta Nuclear Atucha, es creciente y meticulosamente ocultada. En este momento, los 600 trabajadores despedidos, a los que se suman otros compañeros solidarios se encuentran realizando una asamblea de la que no se hace eco ningún “medio independiente”

Es demasiado grave lo que está ocurriendo en el país y es demasiada la plata que el corrupto gobierno de los globos está poniendo en el bolsillo de los empresarios periodísticos, para tapar el vaciamiento del estado.

El sin sentido de las decisiones gubernamentales ha superado todo límite, porque al aumento desmesurado de las tarifas de energía, está desmantelando y desatendiendo nada menos que una Planta Nuclear, con el peligro que implica un recorte de presupuesto y de personal en cualquier sector de un sistema energético tan complejo en su concepción, funcionamiento y mantenimiento.