Compartir:

Mañana, lunes 14 se llevará a cabo la primera visita a Rosario del presidente desde que asumió. Será en el marco de un acto a llevarse a cabo en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Rosario donde dará inicio al ciclo lectivo de tan digna casa de estudios.

Esta visita viene cargada de controversia y descontento. La Casa de Estudios cuenta con 12 decanos, de los cuales la mitad mostró su descontento y hasta algunos se negaron a asistir al acto, es más ni siquiera se sabe con certeza si la invitación al presidente contó con la anuencia del rector de la UNR, Héctor Floriani. Los argumentos que esgrimen los decanos es que el mandatario se expresó mediáticamente en contra de la Universidad Pública y él mismo se formó académicamente en el extranjero y en instituciones privadas.

El arribo del presidente no sólo desató una ebullición interna, sino que también se preparan “escraches” y movilizaciones por parte de estudiantes y organizaciones que están a favor de la educación pública. Igualmente, hay advertencias de distintos gremios del cordón industrial y estatales de hacerse presentes para manifestarse contra los despidos.

A todo esto se le suma una carta abierta escrita por estudiantes de la UNR, la cual transcribimos a continuación:

CARTA DE UNIVERSITARIOS

Patty Mariño Issler