Compartir:

En el mundo mediático al que prácticamente pertenecen casi todos los medios nacionales, apenas se coló por una ventanita muy pequeñita el paro nacional realizado por ATE en el día de ayer.Los medios pertenecientes al grupo Clarín, por ejemplo, lo único que hizo fue mostrar el caos vehicular que era resultado de la protesta y exigir que se aplique el protocolo. Los motivos del reclamo? Quiénes reclamaban? Qué? Eso no importa.

Se trató nada más ni nada menos que el SEGUNDO PARO NACIONAL CONVOCADO POR ATE (Asociación de Trabajadores del Estado). La medida fue adoptada por el gremio en rechazo a las políticas económicas adoptadas por el actual gobierno, no al ajuste brutal, no a los despidos masivos (que en lo que llevan de gestión ya suman más de 50.000 sólo en el estado) y sobre todo no a la criminalización de la protesta sindical. 

La adhesión al paro fue masiva. Sobre todo, después de que se conocieran los 600 despidos perpetrados en el día de ayer en el Hospital Posadas, y que se supieran que en total los despidos sólo allí alcanzarían el escalofriante número de 1300, la adhesión fue contundente de los trabajadores de la salud de los 80 hospitales.

Los pocos medios que tocaron el tema, lo hicieron desestimando su fuerza, hablaron de “otro piquete más” o “marcha de piqueteros” sin profundizar en la cuestión de fondo. TN sólo contabilizó el tiempo de caos vehicular sin la aplicación del protocolo tan mentado de la Bullrich.-

Patty Mariño Issler