Compartir:

El sur de nuestro país parece una caldera a punto de estallar. Y parece que va a quemar feo al actual gobierno. Tierra del Fuego está en pie de guerra hace ya largos 15 días, hoy están con piquetes cortando el ingreso al aeropuerto y accesos a la ciudad t. En Santa Cruz, la UOCRA viene reclamando hace varios días la reactivación de la obra pública nacional y reactivó una amplio cronograma de piquetes y protestas que tienen como epicentro la Usina Térmica de Río Turbio y las represas sobre el río Santa Cruz, paralizada por falta de pago desde la asunción del gobierno macrista.

Las dos provincias están gobernadas por mujeres que llegaron de la mano del FPV, pero una, la de Santa Cruz, Alicia Kirchner, denuncia destrato financiero por parte de nación sólo por portación de apellido, a diferencia del salvataje millonario a los que accedieron otros distritos del país comandados por dirigentes del mismo color político, por ejemplo María Eugenia Vidal. En cambio, la Bertone, de Tierra del Fuego, intenta hacer buena letra para congraciarse con Balcarce 50, para lo que está aplicando un ajuste feroz que los gremios locales no están dispuestos a tolerar.

En ambos casos, en lugar de aplicar medidas que contribuyan a destrabar los conflictos, la Casa Rosada hace caso omiso a los compatriotas sureños y no se hace eco de los reclamos, dejando a su suerte a las gobernadoras, que por el momento no están sabiendo como solucionar el problema.-

Patty Mariño Issler