Compartir:

Cada uno de los gobernadores argentinos, ya tomó su decisión respecto de la posición y el voto que le exigirán a los senadores de cada provincia, para aprobar o rechazar el pago a los buitres.

Después de años de “Desendeudamiento Forzado” de todas las provincias, en las que el gobierno nacional condonó millones a cada provincia y prorrogó reiteradamente los vencimientos, ahora llegó la “sinceridad” del gobierno de la alegría, el cual ha reducido notablemente las remesas a las provincias como resultado de la merma en las retenciones a la soja, lo que naturalmente provocó una caida drástica del “fondo sojero” o sea del ingreso coparticipable, que por ley debía ser utilizado en obras públicas.

Este estado de cosas dejó a todas las provincias con la obra pública paralizada, con niveles de deuda muy bajos y gobernadores sedientos de dinero fresco para poner en marcha aunque sea algunas obras públicas. Por lo que la promesa del Presidente, de obtener “créditos baratos” luego del pago a los buitres, es música para el oído de los mandatarios provinciales.

Ciertamente no hay “Plan B” apenas existe la idea de cubrir gastos corrientes con emisión de deuda.
Y llamar a eso “Plan económico” es como mínimo una desfachatez que abandona el terreno de la audacia, para adentrarse de lleno en el desierto de la estupidez.
Por eso sin mas.
Con ustedes los Gobernadores Argentinos y sus respectivas declaraciones.-