Compartir:

En los últimos 12 años, el pueblo argentino puso en valor fechas que se transformaron en mojones para la construcción de una traza histórica que nos identifique ante el mundo como nación soberana y democrática.

Particularmente hay dos fechas que se hicieron carne en la conciencia popular en algo mas de una década signada por la recuperación de símbolos por parte de millones de argentinos, que por diferentes motivos, como el hastío, la desconfianza o la apatía se encontraban al margen y primero con Nestor y luego con Cristina, comenzaron a formar parte de un colectivo que se empoderó e hizo suyas esas banderas.

La primera de estas fechas pasó con un pueblo inundando Plaza de Mayo de a cientos de miles (sin contar las mariposas) mientras nuestro presidente viajaba en el helicóptero privado de un multimillonario inglés rumbo a su mansión emplazada a la vera del pedazo de “Lago Escondido” robada a los argentinos y no devuelta a pesar de la sentencia Judicial Firme que así lo determina.

 

Y mañana, 2 de Abril, Macri estará en Washington, entregando primorosamente al presidente norteamericano, la ofrenda de miles de millones de dólares destinados a los buitres y seguramente al FMI que reclamará su parte del botín. Mientras principalmente en nuestro sur, ahí donde la Patria es tierra, piedras, viento y amor al territorio, nuestros hermanos arrojarán algunas flores al mar, celebrando el valor y el honor de unos pibes, que al igual que los de hoy, no dudaron en entregar la vida por la Patria y la Soberanía.
Daniel Arce