Compartir:

Mientras en Islandia, el pueblo salió a las calles y está armando flor de despelote, a pesar de que el primer ministro involucrado en los #PanamáPapers renunció anoche, a poco de conocerse la noticia letal. Macri emite un escueto y vergonzoso comunicado en el que no aclara en absoluto los cargos de corrupción que pesan sobre sus débiles espaldas y completando la formación de la “Armada Brancaleone” la presidenta de la fundación sustentada por el Buitre Paul Singer, devenida a Directora de la Oficina Anticorrupción y como si fuera poco, queriendo parar la pelota, aparece Franco Macri, aclarando que Mauricio no puso plata.

Por supuesto todo este espectáculo dantesco se lleva a cabo bajo el humo del Canal TN demostrando una imparcialidad ética, jamás vista en la historia de los medios de la alegría. Y cerrando la Formación, la inimputable diputada Elisa Torquemada Carrió pasándole letra a Mauricio, intentando pasar a la rata por la rendija del “Director Ad Honorem”

Del resto de los comunicadores para que hablar, saltando por todo tipo de lugares comunes, tapando al elefante con miles de elefantes y como última instancia, indignándose para la cámara cuatro con frases “sería muy triste que todo sea lo mismo”

La pelota está en la cancha del pueblo argentino. Los ojos del mundo están puestos en nuestro querido y vapuleado país. Y probablemente sea la última oportunidad de oro para que el pueblo al igual que en Islandia tome las calles y le diga al mundo lo que los corruptos medios de comunicación masivos de la argentina, jamás dirán.

Daniel Arce