Compartir:

En pleno centro de la ciudad de Corrientes, capital de la provincia del mismo nombre, con una temperatura de 35º grados a la sombra, en plena siesta, con un sol rajante (hasta las lagartijas se ponían ojotas para cruzar la calle) al abrir las canillas de las casas se encontraron con este líquido, entre amarronado y verdoso con un olor nauseabundo.

Al ser consultado el ente provincial AGUAS DE CORRIENTES, en principio no hubo respuesta. Cuando por fin pudieron comunicarse informaron que estaban purgando unos caños, que es el sedimento que estaba saliendo, que ya se solucionaría en algún momento.Nos cuentan que siendo las 22 hs sigue igual.

Este hecho se produce en medio de las reiteradas represalias del gobernador Colombi , a los Correntinos, quien en el día de hoy decidió retener el total de la coparticipación que corresponde a la Ciudad de Corrientes por lo que el Intendente Fabian Rios (FPV) debió suspender el pago de sueldos de los empleados municipales, por lo que el retaceo de billetes tiene olor a represalia ¿política? del gobernador Radical, devenido en ferviente aliado de (Cambiemos) por la designación en el Senado de la provincia de una representante de la bancada opositora, Nora Nazar (Autonomista) al frente de la Comisión de poderes.

Para los que no son correntinos y creen que semejante mezcolanza obedece a haber bebido abundante agua de la canilla, les informamos que el mandatario provincial, que ya lleva en el poder de la provincia 10 años y 4 meses, y que debiera culminar su mandato en 2017 quiere modificar la Constitución provincial a fin de poder perpetuarse en el sillón de la Rosadita.

No sería de extrañar alguna expresión de parte del gobierno provincial a tono con la funcionaria de la alegría que dijo “si tienen hambre comen cualquier cosa”
Sugerimos “el que tiene sed no se anda fijando en el color ni el gusto del agua”