Compartir:

A raíz de la denuncia presentada en el día de ayer por el diputado neuquino Norman Darío Martinez, el fiscal federal Federico Delgado decidió hacer lugar a la misma e imputar al presidente Mauricio Macri por el presunto delito de lavado de activos y/o evasión impositiva, la figura que le cabe a tales delitos es omisión maliciosa en declaraciones juradas, debido a publicación de las investigaciones realizadas por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, que llegaron a la información a través de un periódico alemán Süddeutsche Zeitung, quien recibió de forma anónima la filtración de 11 millones de documentos y decidió compartirlos con dicho consorcio para su investigación.

Como resultado surgió el ya mundialmente conocido #panamapapers, donde nuestro presidente encabeza la lista de los mandatarios más corruptos de todo el mundo.

El Diputado que presentó la denuncia, aclaró que tomó la iniciativa debido a que ningún fiscal lo hizo de oficio, y consideró que el tema ameritaba la presentación. Y cuestionó al mismo tiempo a la oficina anticorrupción, cuya titular, al conocerse la publicación, salió inmediatamente a defender a su jefe político en las redes sociales, como es su costumbre.

A pesar de que los voceros del gobierno nacional intentaron con maniobras poco serias desligar al presidente, y él mismo dijo que era “todo legal” e intentaron minimizar los hechos, no presentaron ninguna prueba y ninguna explicación de peso.-