Compartir:

El “INVICO” (Instituto de la Vivienda de Corrientes) es un rara avis digno de estudio y ostenta el curioso record de poseer un presupuesto anual programado para 2016 de $1.069.350.000,00 *No hay error en la cantidad de ceros, son mas de mil millones de pesos. En una provincia que en la última década, prácticamente no ha construido viviendas y ha destinado buena parte de esos fondos a la construcción de pisos de Parquet en canchas de Basket de clubes privados que lo apoyaron en sus interminables campañas políticas.
Y también salieron fondos de esa misma entidad, para reparar comisarías, iglesias, escuelas… sin que la que esto escribe, pueda encontrar la relación existente entre el edificio de cualquier institución y una VIVIENDA.

Los números no cierran por ninguna parte y la tan mentada “administración sana” de la que hace gala el Gobernador como único trofeo político en una de las provincias mas pobres,de menor transparencia y mayor mortalidad infantil del país, hacen agua como un viejo barco al que ya nada puede mantener a flote.

Si hablamos solamente del monto transferido por nación proveniente del FONAVI, nos encontramos con la nada despreciable suma de $60.000.000 mensuales, de los cuales en concepto de (Comisión de servicio) debería destinarse un 3% = $1.800.000 como pago de “movilidad a empleados del organismo” pero cuando multiplicamos el monto percibido por la cantidad de empleados que cobran dicha movilidad (215 empleados) nos damos de narices con una suma de…. (Suenen trompetas desafinadas) $268.750 por lo que solamente en este Item nos encontramos con un leve faltante de $1.531.250 que debería distribuirse entre los empleados, pero se pierden en ese gran agujero negro de la corrupción del Gobernador Correntino.

Rosa Lopez Romero