Compartir:

El “periodista” Sebastián Turtora realizó un lamentable acting pseudo periodístico, secundado por Luis Gasulla  y Flavio Meli, en el que toman como centro de sus burlas y comentarios estúpidos al portero del edificio en el que vive Cristina Fernandez de Kirchner.

La miseria es expuesta a pleno, durante la “entrevista” a un trabajador, que circunstancialmente forma parte del entorno cercano de la Presidenta mandato cumplido.
Lo peor de “la soberbia porteña” sale a la luz cuando bastardean a un trabajador ajeno a sus odios y sus pequeñeces.

Con toda humildad le comentamos desde [Sin Censura] que ese tipo de “Humor” se torna aceptable, cuando el entrevistador tiene los cojones de enfrentarse con el político protagonista y depositario de su odio. Caso contrario, se limita a la acción impune de un grupejo de miserables inescrupulosos que desconocen los lineamientos básicos de la ética periodística.