Compartir:

Se realizó esta semana en Cañuelas, en el complejo polideportivo que tienen allí los agremiados a SMATA (Sindicato de Mecánicos y Afines del Sector Automotor) el congreso Nacional de Delegados.

En dicha reunión, luego de un discurso de su Secretario General Ricardo Pignanelli, que duró casi una hora, donde hizo referencia sobre todo a las políticas nacionales que permiten que los propietarios se olviden de los compromisos asumidos con los trabajadores, de incorporar más autopartes nacionales, que en un momento llegó a ser de un 35% del vehículo y hoy no llega al 20%, los casi 2000 delegados de todo el país aprobaron un documento con cuestionamientos al sector empresario y reclamos al gobierno nacional.

smata

El documento termina con la decisión votada por unanimidad por los 2000 delegados de no montar en las fábricas terminales ninguna pieza que provenga del exterior que haya sustituido a una nacional. –

Patty Mariño Issler