Compartir:

Macri lo hizo. Volvieron para quedarse los clubes del trueque. Ya lo habíamos visto asomar tímidamente en algunas localidades de Córdoba. Ahora se instaló en Concordia, en Entre Ríos. Nuevamente se comienzan a ver las ollas populares y el canje de mercaderías por servicios, o servicios por comida, o manufacturas por papelitos (créditos) o la combinación que se te ocurra.

Todos los sábados en plaza Ferré de la ciudad de Concordia, una gran cantidad de vecinos de los barrios aledaños, como Pompeya, 9 de Julio, Hernandez, etc., se reúnen para intercambiar comida, servicios, artesanías, ropa, lo que pueden y al filo del mediodía compartir un gran guiso comunitario.

Celebro la iniciativa de los vecinos, que le ponen a la adversidad ideas, acción, no se quedan en la mera queja o tristeza, le ponen el pecho a las balas y buscan alternativas a la grave situación que los aqueja. Deploro la indiferencia del gobierno nacional, que está demasiado ocupado gobernando para los ricos, ocupándose de hacer “retiros espirituales” con el “experto en felicidad” y desampara a los que realmente necesitan la mano del estado para paliar su día a día.-

Patty Mariño Issler