Compartir:

En el interior del país hay provincias invisibilizadas por los medios de la alegría, como es el caso de Corrientes, que sufren una crisis de dimensiones catastróficas, en todas las áreas económicas y sociales imaginables, resultado de años de desidia, corrupción y desprecio de los gobernantes por su pueblo, que en los últimos meses profundizaron su crisis debido a que “La Locomotora del Gobierno Nacional” que movilizaba la economía de los actores de mas bajos recursos, se transformó en un avión furtivo que mira los problemas desde arriba, sin tomar intervención concreta, aún en caso de catástrofes climáticas como las que afectan a las provincias mesopotámicas y adyacentes.

La “sensación térmica” a la que se refirió el Jefe de Ministros Marcos Peña, tiene números escandalosos, según el Observatorio Económico y Social de Ciencias Empresariales, quien en su informe revela que en el primer trimestre del año la caída de la demanda laboral fué del 49% respecto de igual período de 2015.

La coordinadora del Observatorio de la Universidad de la Cuenca del Plata, Florencia Benedetich, detalló que junto a la directora Ludmila Vargas Viola y estudiantes interesados, trabajan en algunos puntos del relevamiento por medio del cual buscan conocer la situación económica real de la provincia y de la región. “Hemos comenzado a trabajar con este tipo de registros en septiembre del 2014 y se pueden ir viendo los picos y las bajas según las comparaciones realizadas con el igual período de años anteriores”, remarcó la referente de la iniciativa, en la facultad de la universidad.

La metodología utilizada para la observación son los avisos clasificados que son publicados en diarios locales. “Así logramos obtener un registro aproximado de la demanda laboral en Corrientes”, explicó. Además remarcó que los resultados evidencian una fuerte caída de la cantidad de trabajadores demandados por el sector privado a partir de noviembre de 2015.

Los mas afectados por este desplome son los trabajadores de menor calificación, a saber: ocupaciones elementales que comprende a limpiadores y asistentes; peones y ayudantes de los distintos sectores de actividad y recolectores (-58%); seguidos por oficiales, operarios y artesanos de artes mecánicas y de otros oficios (-38%); y de trabajadores de los servicios y vendedores de comercios y mercados (-35%). Actividades que como se verificó en estudios anteriores, basan su búsqueda de personal en avisos de la prensa gráfica.

La coordinadora remarcó que son relevados nueve sectores, de los cuales el comercio y la prestación de servicios se encuentran entre los de mayor caída en los últimos meses. En las próximas semanas habrá una nueva presentación del relevamiento que incluirá a Formosa, Misiones, Resistencia y Posadas. El objetivo es mostrar la comparación entre las capitales de las provincias de la región que atraviesan panoramas económicos regionales.

Resultados similares se obtienen en otras capitales de provincia y localidades del interior del interior de la República Argentina. En Córdoba, el Consejo Profesional de Ciencias Económicas de Córdoba indicó un -25,4% para el empleo no calificado; el Observatorio de la Universidad de Villa María Córdoba un -30,3%; la Cámara Industrial de Bahía Blanca un -19% durante el primer bimestre. Vale destacar que a diferencia de lo registrado en términos generales en la región, el Consejo Económico y Social de la provincia del Chaco registra variaciones interanuales para los primeros meses del año superiores al 35%.