Compartir:

Nuevamente otra vez de vuelta el maldito inconsciente vuelve a traicionar a un integrante de las huestes de la alegría. En esta oportunidad le acercamos del microondas a su mesa, la gloriosa frase de Maria Eugenia Vidal, gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, que se despacha con un contundente “el agua se lleva recuerdos, cosas que no tienen valor”

En fin, cuando la vida y los intereses de una persona giran en derredor de los billetes, todo lo demás pasa a ser secundario y sin valor. Prueba contundente de ello, es el salvaje ajuste y la inflación galopante que impulsan los cruzados de la alegría, quienes tienen como único interés y norte fundamental, ganar dinero.