Compartir:

Es cada vez más evidente que el gobierno de Mauricio Macri está decidido a desmantelar toda política igualitaria implementada por el gobierno del kirchnerismo. Esta vez fue contra la TDA (Televisión Digital Abierta).

La TDA es un plan implementado por el gobierno de CFK a fin de acelerar la mudanza de las viejas señales analógicas a las nuevas, ya digitales. De esta manera logró que los grandes canales de aire se transmitan de manera gratuita a todo el país. A esto se le sumó la distribución gratuita de decodificadores digitales para que quienes no tuvieran equipos de última generación pudieran de igual manera acceder al contenido gratuito de la Televisión Digital Abierta.

Bien, se supo esta semana que el programa, como tantos otros que brindaban equidad a los argentinos, está siendo desmantelado por el macrismo. Ya comenzaron con los despidos del personal, y según el portal en orsai, se estaría contemplando la posibilidad de implementar un sistema arancelado.

Esto se debe a que en el año 2019 deben darse de baja todos los canales con sistema analógico, todos los canales que transmiten con el viejo sistema de aire deberán dejar de hacerlo, por lo que quedarán varias frecuencias libres, y ya hay varios interesados en hincarle el diente al negocio (ultra millonario, cabe aclarar).

La Ley de Medios ya fue destruida gracias al DNU de Macri para devolver el favor a sus socios mediáticos. Ahora un sistema gratuito de televisión digital que incluso cuenta con HD, es obviamente un fuerte competidor para los sistemas pagos de cable, sobre todo para el del grupo Clarin, Cablevisión. Se supo que muchísimos usuarios decidieron enchufarse a la TDA y contratar servicios On demand, como Netflix, y dar de baja los demás servicios. Y ahí radica el verdadero motivo para desmantelar la TDA.-

Patty Mariño Issler