Compartir:

En Tierra del Fuego sigue el conflicto, y cada vez con más virulencia. Estan llegando a límites que rayan lo ridículo. Ayer, los docentes al llegar a la escuela se encontraron con policías uniformados y armados dentro de los establecimientos donde pusieron cargos “rompehuelgas” designados a dedo por Claudia Castiglione, la autoritaria y antidemocrática Subsecretaria de Planeamiento Educativo, Informática y Evaluación del Ministerio de Educación.

La indignación está ganando los corazones y la razón de los fueguinos. Ya soy varios los actos de muestras de autoritarismo del gobierno de Gabriela Bertone, desde que asumió en diciembre, que nada tienen que ver con las promesas realizadas en campaña. Para ejemplo diremos que a poco de asumir envió al Congreso provincial un paquete de medidas de ajuste que vulnera los derechos adquiridos por los trabajadores, dio de baja las inscripciones de las asociaciones sindicales provinciales, desoye las multitudinarias marchas que desde enero vienen realizando el grueso de los empleados estatales  para reclamar los derechos adquiridos que fueron vulnerados por este gobierno. Para completar el cuadro, ayer jueves estaban citados para una reunión a fin de avanzar en la solución del conflicto, y fue pospuesta unilateralmente para algún día de la semana que viene.

Ayer docentes junto a la Unión de Gremios y Jubilados marcharon nuevamente por las calles de Ushuaia y hoy viernes 13 de mayo se realizará una nueva marcha de antorchas en Río Grande. El punto de encuentro será el acampe de San Martín y  Belgrano, a las 19 horas.

tierra del fuego

Patty Mariño Issler