Compartir:

La Sala III de la Cámara Nacional del Trabajo ordenó a riesgo de multa diaria de $3.000 diarios en caso de incumplimiento, a la restitución de una empleada despedida del Senado de la Nación en enero de este año por la vicepresidenta Gabriela Michetti. El fallo se expresa en durísimos términos en contra del accionar del senado haciendo énfasis en el carácter discriminatorio de la cesantía.

La Cámara Nacional del Trabajo asumió de esta manera la competencia laboral en el masivo conflicto producido por los despidos en el Senado de la Nación que se produjeron a principios de este año, a poco de asumir como titular Gabriela Michetti, sino que también dio una pauta importante respecto del futuro de las cientos de causas iniciadas por los despedidos. Y lo más importante es que se habilita la vía del amparo por lo que se aplican normas constitucionales para darle trámite rápido al conflicto.

También expone durísimos términos respecto al tenor discriminatorio de los despidos producidos:

fallo

Se supo de fuentes allegadas a la Michetti que la actitud que tomaría frente a esto sería apelar en forma inmediata y desobedecer la orden judicial, lo que la pondría al borde de una denuncia penal, según informa el sitio infogremiales.com

Patty Mariño Issler