Compartir:

Sabido es que la Gobernadora de Buenos Aires María Eugenia “Heidi” Vidal se desplaza a diario desde su humilde morada otrora base militar del conurbano bonaerense hasta su despacho en la ciudad de La Plata. Ida y vuelta. Todos los días. Con tu plata bonaerense.
Pero ayer dio muestras de la versatilidad y astucia que encierra el hecho de usar como transporte cotidiano un helicóptero, ya que le dio un uso que no es novedoso pero si esperable.

En un número estimado de 50.000 trabajadores que comenzaron a tomar las calles desde horas de la mañana y se organizaron en diferentes columnas que marcharon en una imponente movilización en la que “la sensación térmica” fue subiendo paulatinamente hasta llegar al forcejeo, los gritos e insultos, clima que también se vivió dentro del recinto, cuando no se permitió el uso de la palabra a los diputados de la oposición.

Pero volvamos a la Gobernadora. Mientras las calles de La Plata ardían y una impresionante lista de gremios como ATE, SUTEBA, FEB, UDOCBA, SOEME, SADOP, AJB, la Federación Nacional Docente, AMET, AEMOPBA, SUPTTIOMA, SIPOBA, la Comisión Gremial del BAPRO, ASOMA, Conductores de Taxi, AMRA, FULP y CICOP.
bramaban frente a la casa de gobierno su descontento con la “Ley de Emergencia Administrativa” Mariu Vidal, lo mas pancha se montó a su helicóptero personal y se fue a la Capital Federal para conversar con legisladores nacionales sobre el futuro del Fondo del Conurbano.

En fin… cada cual tiene sus prioridades y está demasiado claro que las del gobierno de la alegría, no están en sintonía con las de los trabajadores y el pueblo en general.