Compartir:

En la provincia de Corrientes las carencias en torno al sistema de Salud volvieron a llevarse otra vida. Esta vez le tocó a un bebé. Apenas al nacer. La joven mujer ingresó al hospital de un pueblo del interior de la provincia llamado San Roque con una gestación de 32 semanas, con dolores de parto, donde la medicaron y por no poseer equipamiento adecuado, la derivaron al hospital de la localidad de Saladas, distante a 100 km de la capital de la provincia. Allí tampoco la pudieron atender por falta de recursos idóneos y volvieron a derivarla al hospital Vidal de la capital provincial, lo que desencadenó el fallecimiento de la criatura durante el traslado. La joven no aguantó y dio a luz en la ambulancia que la trasladaba, a pocos km de llegar a destino.

Es terrible que la concentración de servicios de salud en la capital de la provincia , la falta de políticas de recursos humanos que puedan llevar más médicos al interior, la carencia absoluta de equipamiento para atender casos de mediana complejidad deje en el camino la vida de los correntinos.

Tal parece que sistema de salud que lleva adelante el gobernador radical Ricardo Colombi es una fábrica de ambulancias asemejándose a una agencia de traslados a la capital, lo cual aleja del concepto del acceso a la salud como un derecho.-

Ya en 2014 un terrible accidente se cobró la vida de otra paciente que era trasladada.

Ya en 2014 un terrible accidente se cobró la vida de otra paciente que era trasladada.

 

Patty Mariño Issler