Compartir:

La carta fué escrita por el padre de un alumno de la escuela secundaria de una localidad de Fray Mamerto Esquiú, en ella el padre pide disculpas a la Directora del establecimiento, porque siente CULPA por no tener un trabajo con el cual ganar el dinero pagarle el boleto de colectivo a su hijo, por lo que el mismo se ve obligado a faltar.
Lo mas doloroso de la carta, es ese sentimiento de culpabilidad que se derrama desde lo mas alto de nuestro gobierno sobre las clases mas humildes. La Vicepresidenta Gabriela Michetti fue muy explícita al respecto, cuando sentenció: “Les hicieron creer que podían vivir de esa forma eternamente…” Y evidentemente el padre se hace cargo. Por eso siente la culpa de haber creído que poder pagar el boleto de colectivo para que su hijo vaya a estudiar era algo lógico o sostenible.

Afortunadamente La nota llegó a manos del juez Rodrigo Morabito, quien decidió intervenir para buscar la ayuda que Macri y su Pandilla de lavadores seriales prefieren destinar a sus amigotes mas acomodados.

PADREPAPA