Compartir:

El ex integrante del Superior Tribunal de Corrientes Ernesto Reggi presentó una denuncia en la justicia federal por usurpación de título contra la Presidenta Cristina Fernandez de Kirchner. A esto le agregó otra acusación: que en caso de no ser abogada debían procesarla por el plus que recibió todo el tiempo que ejerció cargos públicos en concepto de título.

La causa recayó en manos de Claudio Bonadío, de quien no puede decirse que es kirchnerista o mucho menos, quien junto con el fiscal Carlos Rívolo intervienen en la causa. El fiscal solicitó medidas previas antes de decidir si se realiza una imputación o no por la denuncia. Solicitó a la Universidad de La Plata y a la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de esa casa de estudios tanto el acta donde se dejó constancia de la expedición del título como el certificado analítico.

La documentación llegó. Tiene dos partes. La primera es una copia certificada del acta donde fue inscripto el título. Es la copia del acta 710 del libro 76 folio 237 de la facultad en la que quedó registro. Según consta en la misma, la presidenta recibió el título de abogada el 10 de diciembre de 1979. Ya en el año 2007 el por entonces juez Oyarbide había archivado una causa similar con la misma prueba.

La segunda parte de los documentos se trata de  lo enviado por el decano de la facultad Vicente Santos Atela, que es la copia del certificado analítico de la presidenta. En el analítico aparece cada materia que fue rendida. La fecha en que se rindió y la calificación obtenida. Y figura en cada materia el número de folio, libro y tomo donde fue asentada la nota. Todo eso está escrito a mano con diferente caligrafía.

Según lo publicado en el portal de Infobae, el juez estaría presto a sobreseer a la presidenta de nuevo por esta causa. Esto es hasta que otro “justiciero” después de desayunar con TN y darse una vuelta por algunas páginas odiadoras de las que hay y muchas en las redes sociales decida reflotarla y volver a denunciar.

Patty Mariño Issler