Compartir:

Cuando se supo que Vidal por ley metería en prisión a aquellos periodistas que publicaran los bienes de los funcionarios que figuraban en sus declaraciones juradas, generó una gran polémica. Finalmente, tuvo que salir el gobierno de la provincia de Buenos aires a anunciar que derogaría los artículos pertinentes que atentaban contra la libertad de expresión,  “para despejar cualquier inquietud sobre el libre acceso a las declaraciones juradas”, a pesar de que también figuran en el proyecto que giró a la legislatura.

Vidal, en la línea del “error de tipeo” aducido por su jefe político hace un tiempo, achacó el tema a un “error de redacción” aunque con sólo leer la ley que fue enviada por el ejecutivo provincial a la legislatura queda en evidencia de que esto no fue así y vuelve a insultar nuestra inteligencia. Bien, el punto es que tuvo que retractarse y derogar los artículos pertinenentes a menos de 24 horas de que Mauricio Macri tuviera que prometer revisar un artículo similar en el proyecto para blanquear capitales.

Patty Mariño Issler