Compartir:

En otro gesto que podría leerse como una provocación o revanchismo, por parte de Mauricio Macri; este ordenó desmantelar la “Galería de Patriotas Latinoamericanos” inaugurada en el año 2010 por Cristina Fernandez de Kirchner. Y desde ahora Héroes y Heroínas como Juana Azurduy estarán exhibidos en el “Museo de la Memoria”

No hace falta profundizar demasiado para interpretar la lógica cuasi infantil de Macri y sus secuaces. Llevar a los Héroes Latinoamericanos, nada menos que al “Museo de la Memoria” es plantearle a los Argentinos, un “Nunca Mas” a la unidad Latinoamericana, es querer representar la noción y la lucha independentista de nuestro continente como parte de un pasado oscuro. Es plantear una “nueva sociedad” sin héroes ni villanos, sin ganadores ni perdedores.

Es un eslabón mas en esa mirada surrealista, en la que el mundo es un lugar ideal sin nobles ni miserables, con pobreza 0 y gente en la miseria pero feliz, en la que los empresarios son señores nobles y dignos que no necesitan la vara de hierro de un estado que les ponga límites, es ese país y ese mundo donde nadie compite con nadie y todos buscan la felicidad y la prosperidad del conjunto. Para resumir es la absurda praxis de “El Principito” de Saint Exupery.

Y ahí va Mauricio Macri con sus tremendas limitaciones intelectuales, destruyendo lo que no consigue comprender, que es casi todo. Descolgando Cuadros,  reformando símbolos, queriendo abolir el pasado como el emperador Qin Shi Huang. Perseguido por su propio pasado en el que su madre fué una prostituta.

Recuerdo que ante la advertencia sobre las desgracias venideras (hoy presentes) los acólitos del cambio, la alegría, la superficialidad y los globos, se limitaban a reir y a repetir “Campaña del Miedo” Quizá hoy estemos asistiendo a las postrimerías de una gran quema de libros o el cierre del Congreso Nacional o on estallido social sin parangón histórico. Pero no tiene mucho sentido hacer este tipo de predicciones apocalípticas, ya que hasta que todo ocurra, los medios dominantes que subsumen las perezosas mentes de millones de argentinos, seguirán promoviendo la risa y repetirán Ad-Infinitum “Campaña del Miedo – Campaña del Miedo”.

Dani Arce