Compartir:

No es novedad que que el Grupo Clarín, manipule la información, la segmente, a descontextualice, la oculte o la transforme en cualquier cosa a fuerza de verbos potenciales. No obstante en esta oportunidad, parecen haber olvidado que su pasquín de cuarta también es visitado por gente que no está nublada de odio, que piensa, que mastica, que analiza incluso con limitaciones y esfuerzo por separar lo importante de la hojarasca. Y se largaron con un video con el que dicen documentar parte del trayecto realizado por el delincuente Lopez, desde su casa hasta el convento.

Video Trucho de Clarín

El video muestra efectivamente una camioneta Meriva o algo muy parecido, prolijamente señalada con un círculo rojo desplazándose por diferentes avenidas y calles del municipio de tigre. Pero la incongruencia, o intento de tomar por estúpidos a los lectores salta a la vista cuando observamos que todo ese recorrido se efectúa de dia, (no hay luminarias ni luces de autos encendidas) cuando según las crónicas policiales y periodísticas (afirmadas en la misma nota) Lopez salió de su casa a la una de la mañana.

 

También merece un palco de honor la bestial inconsistencia entre lo relatado y “las pruebas” como por ejemplo “la llamada al 911” donde el tal “Jesus” que en el audio se presenta como “Oscar” dice “hay un tipo hace como una hora”
¿una hora para tirar cinco bolsos? ¿y el patrullero llegó a los 3 minutos?
A ningún ser racional, no enfermo de odio, hace falta mentirle para que repudie cualquier acto delincuencial, trátese de bolsos con dinero de un ex funcionario, o de joyas entradas de contrabando por la vicepresidenta, o de millones no declarados en guaridas fiscales por el presidente y gran parte de su gabinete.
UNA HORA

Bajo ningún concepto esta nota pretende ser algo que pueda acercarse a la defensa de Lopez, quien tendrá que explicar el orígen de ese fardo de guita y además deberá purgar tanto el como TODOS sus cómplices en principio por el delito de evasión y todos los delitos que la justicia determine.

Lo único que intentamos defender, es nuestra propia dignidad e inteligencia y por eso hacemos público nuestro repudio a Hector Magnetto y cada uno de sus secuaces “periodísticos” que tienen por misión y tarea tomarnos lisa y llanamente por estúpidos.
Tiene que saber toda esa gentuza que al menos la mitad de la población le ha perdido todo respeto por su baja estofa periodística y sus actos de flagrante ilegalidad pasados y presentes.

Daniel Arce