Compartir:

Ayer a la noche llegó la selección al país. Luego de tantas palabras vertidas en los medios sobre si Messi debía irse, quedarse, etc., etc., etc…Todo el mundo metiéndose en la vida y la voluntad de este hombre. Se lo vio llegar a Ezeiza con la cabeza gacha, con auriculares, silencioso.

Según hizo trascender Martín Arévalo, lo llamó Macri personalmente a su celular al llegar al predio, habló cinco minutos con Messi para darle su apoyo y prometerle que él mismo está dispuesto a acompañar los cambios que la Selección necesite en los tiempos caóticos que vive la AFA.

Según el equipo periodístico de TyC Sports, el presidente ofreció poner a disposición del jugador un equipo de asesores para acompañarlo en lo que le haga falta.

El gesto, habría apuntado a hacerlo desistir de la decisión de abandonar la selección y a la vez iba en contra de la AFA, cuya suma de desprolijidades habrían colaborado para que Lio tomara tal determinación al ser el equipo derrotado en la final contra el vecino país de Chile.

En fin, seguramente nos enteraremos pronto del resultado de este llamado, y de qué resolverá el mejor jugador del mundo.-

Patty Mariño Issler