Compartir:

Mientras que el mentado segundo semestre está ya a la vuelta de la esquina, donde nos prometieron que todo cambiaría, cual final de cuento de hadas,  la luz al final del túnel sigue sin aparecer, y en general y en particular, los números de la actividad económica no son nada alentadores. Sucede que a los tarifazos, al descontento en general y a los despidos tenemos que sumarle una caída brutal del consumo.

Una medición realizada en el territorio de la provincia de Buenos aires deja en evidencia el impacto negativo en el consumo de los ciudadanos, a quienes afectó enormemente los tarifazos y ajustes efectuados tanto por el gobierno nacional como el provincial.

La Federación Económica de la provincia advirtió que desde diciembre hasta la fecha se evidencia fehacientemente una caída del 5.7% de la actividad en los negocios de barrio y en los shoppings, pero la caída mensual más fuerte se dio en el mes de mayo, que arrojó un total de 9.2% menos de consumo. El diario El Día publicó el siguiente esquema:

grafico

Patty Mariño Issler