Compartir:

Hace unos días se viralizó en las redes la imagen de un abanderado de un pueblo originario, con los pies descalzos.  Se trata de un muchacho mbyá , que asiste a una escuela, la 948, que se encuentra dentro del Parque Provincial del Valle del Arroyo Cuña Pirú, en la comunidad de Ñamandu en la provincia de Misiones.

La radio Sudamericana logró comunicarse con la médica que atiende dicha comunidad, Mariana Mampaey. En una entrevista narró las condiciones en que vive la gente en esa zona, y dio datos escalofriantes, por ejemplo contó que esa escuela puntualmente, consta 100 alumnos, aproximadamente, y que la mayoría de ellos no tienen idea de sus derechos, y tienen terror de pedir nada porque históricamente fueron perseguidos.

Los chicos vienen de hogares desparramados en los alrededores de la escuela, algunos cerca y muchos algo más lejos, van y vienen caminando, con los pies descalzos la gran mayoría. Permanecen en el establecimiento 8 horas, pero, la maestra tiene que ingeniárselas para proveerles algún alimento, mediante donaciones y pedidos casi siempre, ya que la escuela no tiene comedor. Y luego los chicos regresan a hogares que no tienen electricidad, agua potable ni gas.

La escuela se realizó hace poco, menos de un año, gracias a aportes realizados por una fundación extranjera, lo que le dio la posibilidad a 100 chicos de acceder a la educación, ya que antes de la creaciónd e dicha escuela no podían asistir ya que no tenían ninguna otra escuela a una distancia razonable, por lo que casi todos son alumnos que van por primera vez a la escuela.

medica

La comunidad vive dentro del terreno de un parque nacional por lo que el tema territorial está complicado, ya que reclaman la posesión de la tierra. En cuanto al establecimiento propiamente dicho, como todo personal tienen una directora y dos maestras, una de las cuales tomó licencia por un año y ese lugar está ocupado voluntariamente por una becaria de intercambio en Alemania, que cocina, limpia y hasta toca el clarinete.

Los chicos están en altísimo riesgo sanitario, desnutridos crónicos, y por lo tanto de talla baja.

pedido

Patty Mariño Issler